25 de diciembre de 2013

Red velvet mini cupcakes (receta de Hummingbird Bakery)


Calendario de Adviento, día 24

¡¡¡Feliz Navidad!!! Tendría que haber publicado esta última receta del calendario de Adviento ayer, pero la programé mal, y por lo tanto aquí se quedó en borradores… 
Con un día de retraso pues, puedo decir: ¡¡reto conseguido!!
¡Llegamos al último día de nuestro Calendario de Adviento Pastélite!

Lo termino con una pequeña licencia, porque los cupcakes no son galletas, ya lo sé. Pero ya tenéis 23 recetas de galletas a vuestra disposición, y ya que hoy es Nochebuena, quería terminar con una receta un poco especial y muy navideña. Por eso he elegido estos mini cupcakes Red Velvet.


Los que sois aficionados a la repostería como yo entenderéis que a veces nuestros cerebros hacen conexiones que resultan extrañas para la gente "normal". En este caso ocurrió lo siguiente:
Mi amigo Fabio me trajo de Stuttgart unos adornos de papel de arroz con forma de árbol de Navidad que me parecieron chulísimos!!! Todos conocemos los adornos de azúcar y de pasta de azúcar, pero no había visto nunca unos de papel de arroz. 
Fabio viaja mucho, y es un gourmet, así que siempre consigue las cosas más exquisitas. Hace unos días organizó una raclette en su casa y había olivas que compró en Madrid, un queso con trufa que trajo de Stuttgart, unas nueces de macadamia con miel de Berlín, un vinagre especial de Waitrose que suele traer de Londres... Os hacéis una idea, no? Afortunadamente para mí es muy fan de Pastélite y lo tiene en mente en sus descubrimientos gastronómicos: así fue como aterrizaron en mis manos los arbolitos de Navidad de papel de arroz.

Pero os hablaba de mis conexiones cerebrales. Pasó esto:
árboles de Navidad > quedarían ideales en vertical sobre "nieve" > lo usaré en una receta con frosting > cupcakes, of course > ¿qué tal unos rojos, que resulten muy navideños? > Red Velvet!!!

Nunca los había hecho y no estaba muy convencida de su fama, que se debe a su color, conseguido con toneladas de colorante… Pero debo decir que aparte del color, la receta es genial y estaban deliciosos. ¡Incluso a la altura de todas las delicatessen que tenía Fabio en su raclette!

Me tomo un descanso para unos días, pero seguiré activa en Facebook, donde iré publicando las cositas de repostería que vaya viendo por Suiza… Si queréis cotilleos, os podéis hacer fans!


Ingredientes (para 24 mini cupcakes):

- 60 g de mantequilla temperatura ambiente
- 150 g de azúcar
- 1 huevo

- 1 cucharada de cacao en polvo

- 20 ml aprox de colorante líquido rojo (o una cucharadita de colorante rojo en gel)

- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

- 120 ml de buttermilk (120ml de leche + 1 cucharada de zumo de limón)

- 150 g de harina

- 1/2 cucharadita de sal

- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico

- 1 1/2 cucharadita de vinagre blanco


Para el frosting:
- 300 g de azúcar glas
- 50 g de mantequilla a temperatura ambiente

- 125 g de crema de queso fría (tipo Philadelphia)


Elaboración:

Empezamos preparando el buttermilk, es decir añadiendo una cucharada de limón a los 120ml de leche y dejándolo reposar. No os asustéis si adquiere textura de leche cortada: es justo lo que queremos.


Batir la mantequilla y el azúcar en un bol hasta que esté blanquecina y cremosa. Añadir el huevo y seguir batiendo hasta incorporarlo

En otro bol, mezclar el cacao con el colorante y el extracto de vainilla hasta hacer una pasta compacta y oscura (rojiza). Yo usé colorante en gel, así que añadí el cacao primero, y el colorante después. Lo fui añadiendo hasta que conseguí el color adecuado, calculo que fue alrededor de una cucharadita.

Añadir esta mezcla al bol anterior y batir hasta que esté todo mezclado y de color uniforme.

Añadir lentamente la mitad del buttermilk. luego la mitad de la harina, luego la otra mitad del buttermilk y para terminar, la otra mitad de la harina, siempre batiendo entre medias. Añadir la 1/2 cucharadita de sal.


Poner el vinagre en un vaso, añadir el bicarbonato y en cuanto haga "pschhh", añadirlo a la masa y batir hasta que la masa esté uniforme.

Colocar las cápsulas en la bandeja para cupcakes. Rellenarlas cápsulas hasta completar 2/3 de su capacidad y hornear durante 20-25 minutos. 


La masa debe quedar esponjosa y al presionarla con un dedo debe volver a su forma inicial. 

Dejar enfriar unos minutos y luego pasar a una rejilla metálica hasta que se enfríen del todo.

Para el frosting, batir la mantequilla con el azúcar glas. Aconsejo tapar el bol con un trapo limpio si no queréis que la cocina y vuestra persona acaben cubiertas por una fina capa de polvo blanco. Podría malinterpretarse. 

Añadir el queso crema y batir hasta que la masa esté lisa, no más de un par de minutos (o el frosting quedará demasiado líquido).

Adornar los cupcakes con el frosting. Yo coloqué arbolitos en la mitad de los cupcakes y espolvoreé la otra mitad con un cupcake rallado para que se viera el color rojo y quedara doblemente navideño!

5 comentarios:

  1. Tienes un blog de deliciosas recetas!
    Los red velvet son tan adictivos...
    bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Sí, como dices, es probarlos y caer en la adicción para siempre!
      Besos!

      Eliminar
  2. Madre mia!!
    Enhorabuena por el trabajo bien hecho con el calendario del adviento, nunca he provado el red velvet cake pero tanto tu como Eva hablais maravillas tendre de estrenarme y provarlo. Me quedo un ratito en tu blog felicidades de nuevo!

    Judith

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Judith por la visita! La verdad es que lo del calendario de Adviento fue mucho trabajo, pero ahí quedan las recetas de galletas para la posteridad… :)
      Anímate con el red velvet que no te arrepentirás!

      Eliminar
  3. Holaa!! Acabo de encontrar tu blg y por aqui me quedo!! ;) Mira te traigo una super iniciativa a la que espero que te animes!! http://maitesweetfood.blogspot.com.es/2014/01/mi-cumple-y-propuesta-de-un-segundo.html Un besoo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...